La UdeG avanza hacia un modelo transdisciplinar

Noticias MX.- La Red Universitaria de la Universidad de Guadalajara (UdeG) actualmente se compone de seis centros temáticos dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) y nueve centros regionales distribuidos en el resto del Estado. Sin embargo, la Máxima Casa de Estudios de Jalisco aún desea extender más su red con centros adicionales que permiten ampliar aún más la cobertura universitaria.

“Justo ahora el proyecto más inmediato y que está más avanzado en su concreción es el (centro universitario) de Tlajomulco. Y la visión del rector es que los nuevos centros universitarios que puedan, dándose las condiciones financieras, ser usados como laboratorios de nuevos modelos educativos”, dijo Carlos Iván Moreno Arellano, Coordinador General Académico de la Universidad de Guadalajara.

Moreno Arellano explicó que la Universidad de Guadalajara busca que los nuevos centros universitarios que se creen en el futuro estén basados en un modelo que permita a los estudiantes combinar diferentes disciplinas aparentemente alejadas unas de otras, de manera que su educación sea integral, al mismo tiempo que profundiza en un área de conocimiento específica que le permite especializarse.

 “Hacia allá va la ciencia. La profundización en una disciplina sigue siendo importante, pero solucionar los grandes problemas de la región, del Estado, el país y el planeta pasa por el trabajo de múltiples disciplinas que antes parecían ajenas”, dijo.

Señaló que el CuTonalá es el primer ejemplo de esta clase de modelo educativo, pues en él se apuesta por un modelo de “estudiante de tiempo completo”, donde los universitarios cuenten con una oferta e infraestructura suficientes para, por ejemplo, poder estudiar una carrera orientada a la tecnología al mismo tiempo que practica deporte y se involucra en actividades culturales.

Este modelo, explicó el académico, responde al hecho de que los profesionales del futuro requerirán habilidades que, más que nada, estén enfocados a la resolución de problemas. De la misma manera, explicó que la forma en que funciona el CuTonalá será el paradigma para los futuros centros universitarios. Además, la universidad también buscará llevar estas renovaciones a los centros temáticos como el CUCEI o el CUAAD, pero de forma más lenta, donde una posibilidad para el futuro es que lo estudiantes tengan acceso a un modelo que apueste por una mayor movilidad entre un centro universitario y otro.

“El reto es generar las condiciones y los incentivos para que esto se dé de manera natural””, manifestó el coordinador general académico.

Hacen énfasis en las “habilidades blandas”

Carlos Iván Moreno Arellano, coordinador general académico, destacó que la formación de nuevos profesionales debe enfocarse en gran parte en el desarrollo de “habilidades blandas” como el trabajo en equipo o la flexibilidad antes que especializarse en una disciplina. Esto con el fin de garantizar que el universitario cuenta con una base de herramientas que le permitan saltar de un área del conocimiento a otra o bien, combinar distintas disciplinas mientras trabaja en algún proyecto. En otras palabras, la Universidad de Guadalajara busca enfocarse en crear personas que aprendan “habilidades que les permitan aprender otras cosas”.

“No sólo la economía, sino la sociedad y la formación de ciudadanos es lo que pide. No es nada fácil, implica un cambio en los procesos de formación tanto de profesores como estudiantes”, dijo.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en los próximos de 15 a 20 años 14% de los trabajos que existen actualmente desaparecerán, mientras que otro 32% tienen altas probabilidades de cambiar debido al desarrollo tecnológico que propiciará cambios de raíz en el mundo laboral que hará que muchos empleos sean sustituidos por labores automáticas hechas por máquinas.

Ante esta oleada de cambios que se avecinan, la UdeG busca que sus estudiantes estén preparados y cuenten con las habilidades para adaptarse. Es decir, apostar por profesionistas en cuyas herramientas se encuentre una alta habilidad creativa y capacidad de pensamiento crítico, capacidades “más humanas” que no pueden ser reemplazadas por máquinas.  Para ello, es necesario entender desde una visión completamente diferente cómo se debe educar a profesionistas pues, en palabras de Moreno Arellano, el concepto de una carrera profesional como tradicionalmente se ha entendido en el pasado “ya está agotado”.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto